El dolor

febrero 10, 2011

El dolor adopta formas diversas, una punzada, una leve molestia… dolor sin más, el dolor con el que convivimos a diario, pero hay dolor que no podemos ignorar, un dolor tan enorme que borra todo lo demás y hace que el mundo se desvanezca hasta que solo podemos pensar en cuanto daño hemos hecho. ¿Como enfrentarnos al dolor? Depende de nosotros.

El dolor, anestesiarlo, aguantarlo, aceptarlo… ignorarlo, para algunos la mejor manera de enfrentarse a el es seguir viviendo.

El dolor, sólo hay que aguantarlo. Esperar a que se vaya por si solo y a que la herida que lo a causado cicatrice. No hay soluciones ni respuestas sencillas, solo hay que respirar hondo y esperar a que se calme. La mayoría de las veces el dolor puede aliviarse pero a veces llega cuando menos te lo esperas, te da un golpe bajo y no te deja levantarte. Hay que aprender a aceptar el dolor, porque lo cierto es que nunca te abandona y la vida siempre lo acrecienta.

 

Anatomía de Grey

(no, no he visto nunca Anatomía de Grey)

Anuncios

Resignación

noviembre 30, 2010

Y ya vas unas cuantas.

Es jodido ver la salida tan lejos. O ni siquiera verla

¿Noticias importantes?

noviembre 1, 2010

Normalmente suelo abrir el messenger a diario. También tengo una cuenta de correo en Yahoo. Ambas páginas abren con unas noticias en portada que, cuanto menos, me hacen pensar en dos cosas:

-lo estúpidos que son algunos periodistas

-lo mal que debe estar el mundo

Que si tal actor le pone los cuernos a su mujer, que si tal deportista se ha caído de forma ridícula, que si esta cantante se ha puesto un vestido muy corto, …ah, y siempre su correspondiente noticia del reality de turno.

Y así todos los días, bien en grande, para que te enteres de tan importante noticia.

¿No sería mejor poner algo más importante?

PD: una de las más estúpidas, es cuando le dan bola a que tal presentadora en un descuido ha enseñado las braguitas, cuando ya ha salido en bolas en alguna que otra revista

Teorías II

agosto 6, 2010

Hace tiempo expuse mi famosa teoría del cincuenta por ciento (bueno, ni famosa ni leches, pero yo digo que es famosa pa darme importancia y porque es mi blog, qué coño!).

Así que ya va siendo hora de exponer una nueva teoría que os dejará el culo que os cabrá una sandía.

Yo la llamo….redobles…..LA TEORÍA DE LAS CANAS!

Vamos por partes:

1-se dice que las canas son pelos que no se caen

2-se comenta también que si te quitas una cana, aparecen otras siete en el lugar de la antigua cana

Por tanto, no hace fala ser muy listo para pensar lo que yo expongo a continuación.

Si te quitas una cana, te salen siete canas, es decir, siete pelos que no se van a caer. Por tanto, si te quitas esas siete canas, aparecerán siete canas por cada una de esas canas, es decir, un total de cuarenta y nueve canas. Si te quitas esas cuarenta y nueve canas, ya tenemos un total de 343 canas. Pues si sigues así, se te llenará el pelo de canas, por tanto, si como se dice, las canas son pelos que no se caen…¡¡habrás solucionado tus problemas de alopecia!!

Ale, me voy a descansar, que pensar tanto me sienta muy mal

No, no me refiero al queso. Me refiero a éste de aquí abajo.

Hoy me ha hecho sentir dos cosas.  Pero la que más me fastidia, es que me ha hecho darme cuenta de lo rápido que pasa el tiempo.

Recuerdo perfectamente aquel sábado, 29 de octubre de 1994, cuando compré por la mañana el Marca, y vi que iban a hacer debutar a un chavalín enclenque de diecisiete años esa misma noche contra el R.Zaragoza en La Romareda, dejando a Emilio Butragueño en el banquillo. El resto de la historia ya la conocemos de sobra.

Han pasado dieciséis años, y parece que fue ayer. Cuando lo repiten tanto tus mayores, es por algo: “niño, cuando seas mayor ya te darás cuenta de lo rápido que pasa el tiempo”

Sentencia

julio 26, 2010

Cuando hayáis contaminado el último río, 
quemado el último bosque, y 
matado al último pájaro,
descubriréis que el dinero no se come.

La luz

enero 26, 2010

Hace un rato que no tengo ganas de dibujar y hablaba con alguien por el messenger.

¿Cuánto te queda?

La verdad es que a falta de cuatro días para entregar el proyecto, tampoco es que me quede mucho. La pregunta es, ¿cuántas fuerzas me quedan? El hecho de pensar que lo más duro ya ha pasado me motiva a continuar buscando un destello de luz. Ahora se acercan unos días malos en cuanto a estrés y ajetreo, y después… ¿y después?

Porque para los otros siempre está la vida real

Sabrina, de Billy Wilder

Qué jodido es ser civilizado

noviembre 29, 2009

No voy a hablar del Barça-Madrid, aunque he de decir que el resultado ha sido injusto, sino de la fauna que uno se puede encontrar en una partido de estos en un bar.

Como en los pueblos, que siempre hay un tonto del pueblo, en todo bar que se precie siempre hay un tonto. Rápidamente, ya se veía quién era el tonto del bar. Bueno, los tontos, porque había uno por cada bando. Un tipo de unos cuarentaytantos, ataviado con chaqueta del Madrid, una cuerda al cuello, y un pito que hacía un ruido insoportable. Por el bando culé, un hombre cercano a los cuarenta, con un comportamiento ridículo e infantil, que además, para más inri, desarrollaba en presencia de sus hijos.

Bien, estos dos personajes me han estado poniendo de los nervios. El del Madrid con su pito; el del Barça con sus comentarios, a cada cual más tocapelotas. En serio, he aguantado mucho las ganas de levantarme y decirle que ya era mayorcito para actuar de esa manera.

Pues cuando ya pensaba que no se podía ser más imbécil, ha entrado en acción un tipo que tenía justo detrás mía, también con su hijo a su vera. Después de varios comentarios sobre que si el Madrid estaba haciendo muchas faltas (no sé qué partido ha visto este hombre, supongo que el mismo que el árbitro), ha hecho un comentario que ha hecho que hirviera mi sangre. Cuando han expulsado a Lass, el hombre ha entrado en cólera, diciendo que ya estaba bien de faltas (reitero, no sé qué partido ha visto este hombre), para acto seguido empezar a gritar y reiterar que siempre hacían falta los negros y que eran todos una gentuza. Curioso comentario en un bar repleto de madridistas y con un negro a unos 5 metros.

Si no hubiera hecho caso a mi cerebro, me hubiera levantado y le hubiera soltado un par de hostias. Pero no, hay que ser civilizado, así que sólo me he limitado a girarme, mirarlo y llamarle imbécil por semejante comentario.

Con lo agusto que me hubiera quedado.

Joder, que jodido es ser civilizado!!

¿Hacia dónde…

noviembre 20, 2009

…cuando los caminos parecen tan imprecisos?