Cuando no tienes un duro

julio 28, 2010

No voy a hablar de la cantidad de cosas que no puedes hacer por estar en el paro y no tener dinero.

Voy a hablar de una cosa que me ha pasado, que incluso supone una ventaja (aunque luego cuando piensas en ello, no te hace ni chispa de gracia)

Hoy me han llamado de una academia de inglés. Colitis, he entendido yo (qué malo debe ser mi inglés, cuando no entiendo ni el nombre de la academia). El caso es que estaban llamando porque había una oferta de subvenciones o algo así.

Me han preguntado si estaba interesado.

-Claro que estoy interesado, pero ahora mismo no tengo un duro

-¿Qué estás en el paro o algo?

-Pues sí.

-Bueno, pues no te preocupes, otra vez será

Curioso, porque precisamente me estaban hablando de subvenciones. Pero cuando no hay, no hay.

Y, mirándolo por el lado bueno, la conversación se ha acabado ahí y he podido volver a mi habitación a estudiar.

¡Qué bien!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: